La UNLaM abre diplomatura sobre energía y desarrollo sostenible

Bajo la coordinación de Agustín Lohigorry, la UNLaM acompañada por Ingeniería Sin Fronteras Argentina inicia una diplomatura sobre energías renovables aplicadas a proyectos de impacto social.

0
649
diplomatura-unalm

diplomatura-unalmCon el objetivo de capacitar a la comunidad sobre la situación medioambiental y económica que se despliega globalmente, la Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) y la asociación civil Ingeniería Sin Fronteras Argentina inician este viernes la diplomatura “Energía y desarrollo sostenible – Herramientas para la práctica”.

El programa está dirigido a cualquier persona con título secundario, interesada en la temática de las energías renovables aplicadas a proyectos de impacto social en el marco del desarrollo sostenible, tanto en el ámbito rural como urbano.

Gabriel Blanco, vicedecano del departamento de ingeniería e investigaciones tecnológicas de la universidad, explicó que “es una nueva mirada que ayuda a pensar en una formación enfocada no solo en energías tradicionales, sino también en las energías del futuro”.

Si bien se sostiene que las energías fósiles no pueden ser sustituidas en su totalidad, Blanco aclaró que “la idea es que se puedan complementar ambas fuentes en el futuro inmediato para prevenir las consecuencias de desabastecimiento a largo plazo”.

En el transcurso de la diplomatura se brindará información acerca de las energías de la biomasa, solar, eólica e hidráulica de baja potencia y, a partir del avance sobre estos contenidos, se mostrarán todos los conceptos del desarrollo sostenible.

El coordinador académico de la diplomatura e integrante de Ingeniería Sin Fronteras, Agustín Lohigorry, resaltó que “se busca capacitar a la comunidad en la promoción de un sistema energético alternativo que pueda ser ambiental y socialmente viable. Las fuentes renovables y los conceptos para entender la problemática pueden mejorar el futuro de la población a nivel regional, nacional e internacional”.

Además, dentro de la formación académica, se cubren aspectos de eficiencia energética, es decir, se transmiten valores de responsabilidad social para reducir y mejorar el consumo.

DEJA UNA RESPUESTA