El éxito de The Ice Cube Challenge

Tirarse un balde de agua con hielo en la cabeza o donar a una fundación (o ambas) fue el desafío planteado para conseguir donaciones para la Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica.

0
3504
The Ice Cube Challenge

The Ice Cube ChallengeLa fundación ALS (Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica) se fijó el objetivo de buscar donaciones para financiar la investigación de una enfermedad que, al menos hasta ahora, resulta mortal. Con este fin, se creó una nueva campaña en las redes que se convirtió en viral y superó las expectativas: “The Ice Bucket Challenge”.

¿De qué se trata? Siguiendo la nueva tendencia en las redes, ALS planteó un reto absurdo. Básicamente, los usuarios deben tirarse un balde de agua con hielo en la cabeza o donar a la fundación ALS (o ambos).

Muchas personalidades se sumaron y ayudaron a que esto se convierta en un gran viral. Por ejemplo, Mark Zuckerberg (Facebook) lo hizo y nominó a otros referentes como Bill Gates (Microsoft) y Reed Hastings (Netflix) para que lo hagan.

Hay diferentes puntos a destacar de esta campaña que pueden servir a la hora de pensar nuestras propias acciones digitales:

1. Se sumaron a una tendencia:
Ya veníamos viendo diferentes desafíos (algunos realmente ridículos) que copaban internet. ALS vio esta tendencia y la usó a su favor.

2. Usa mensajes directos:
En “The Ice Bucket Challenge” las personas se desafían entre sí y esto ayuda a que se sumen. Que un amigo te rete a hacer algo directamente, genera otro interés que si te lo dice una marca. Este factor es distintivo a la hora de hablar del éxito de la campaña.

3. Es simple:
No necesitan un manual para explicarle al usuario lo que tiene que hacer. La consigna es concisa y de fácil resolución. Además, el concepto de “compartir” se encuentra dentro de la consigna, lo que hace que las personas lo tomen como natural y no parezca un truco forzado como pasa en tantas campañas.

4. El éxito de lo absurdo:
Sí, más allá de lo que pensemos, no hay vueltas que darle: los perros, los gatos, los bebés y lo absurdo tienen “shares” asegurados.

Más allá de esos puntos a favor, vale la pena hacernos algunas preguntas:
¿La campaña genera recordación de marca?
¿Concientiza a los participantes sobre la causa?

Claramente no. Pero algo es indiscutible, el objetivo principal se cumplió. Las donaciones recibidas por ALS gracias a “The Ice Bucket Challenge” representan un 1000% comparado al mismo período del año pasado.

DEJA UNA RESPUESTA