El 13 % de la electricidad producida en Uruguay proviene de la biomasa

Con su política de desarrollo a partir de energías renovables, Uruguay logró que el 13% de la generación eléctrica bruta provenga de la biomasa. El proyecto Producción de Electricidad a partir de Biomasa en Uruguay impulsado en 2012 fue clave en este proceso.

0
1020
biomasa-uruguay

biomasa-uruguayA partir de la política energética impulsada por José Mujica, cuyo objetivo es la reducción de la generación a partir de la quema de combustibles fósiles, Uruguay ha logrado que el 13% de la generación eléctrica bruta (406 megavatios instalados) provenga de la biomasa, materia orgánica susceptible de aprovechamiento energético.

Con las medidas impulsadas se busca articular y compatibilizar “el eje de la política de gestión ambiental con el desarrollo del país”, señaló el director nacional de medio ambiente, Jorge Rucks, en el marco de un foro por el cierre del proyecto Producción de Electricidad a partir de Biomasa en Uruguay (Probio).

Se han desarrollado diferentes emprendimientos de cogeneración asociados al aprovechamiento de residuos industriales, principalmente provenientes de la industria forestal y del arroz, en los departamentos de Artigas, Rivera, Paysandú, Tacuarembó, Río Negro, Treinta y tres y Colonia, en empresas como la estatal Alcoholes del Uruguay (ALUR) y las transnacionales Bioener y UPM, entre otras.

Probio, el proyecto de promoción de la biomasa

En 2012 el gobierno lanzó el proyecto Probio con el objetivo de promover la integración de generadores de electricidad a partir de biomasa a la red nacional de suministro eléctrico, diversificando la matriz energética e incorporando fuentes de energía renovable.

El Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA) impulsó este proyecto que cuenta con la financiación del Fondo Global para el Medio Ambiente (GEF), y tuvo como actores clave asociados a los ministerios de Industria, Energía y Minería, y de Ganadería, Agricultura y Pesca, y al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como agencia implementadora.

El proyecto Probio, además de suponer una fuerte articulación interministerial, se basa en la coparticipación con el ámbito privado. La industria forestal ha respondido al proceso de inclusión de la biomasa como combustible para la producción de energía, y el aporte a la red se da fundamentalmente bajo la modalidad de autodespacho.

Fuente: Presidencia de la República Oriental del Uruguay

DEJA UNA RESPUESTA