Basura electrónica: una problemática en crecimiento

Con el desarrollo tecnológico, la generación de basura electrónica está creciendo exponencialmente en todo el mundo. En Argentina, donde aún no existe una ley para la gestión de estos materiales contaminantes, y al mismo tiempo valiosos, son las ONG las que están encontrando soluciones.

1
2748
basura-electronica

basura-electronicaEl desarrollo tecnológico de las últimas décadas ha convertido los productos electrónicos caros y complejos en económicos y sencillos, disponibles para que toda la población los utilice en la vida cotidiana. La lógica de mercado asociada a este modelo de desarrollo impulsa el recambio frecuente de estos aparatos que se vuelven obsoletos con mayor rapidez.

Esto tiene impacto en el otro extremo de esta cadena de consumo, el que muchas empresas no quieren mirar. El aumento incesante de basura electrónica, que contiene tanto sustancias químicas tóxicas y metales pesados, como materiales valiosos (oro, plata, platino y cobre), es un tema que requiere la atención de los dirigentes políticos, del sector privado y de la población en su conjunto.

[pullquote position=”left” hidden=”true”]En Argentina cada habitante genera 4 kg de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos por año.[/pullquote]En Argentina cada habitante genera 4 kg de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) por año, según cifras del informe eWaste en América Latina publicado por la Asociación GSMA. La Universidad de las Naciones Unidas (UNU) señaló que en 2012 Argentina generó unas 440.000 toneladas de RAEE, ubicándose tercera en la región. Los dos países con mayor generación de RAEE en la región son Brasil y México que desecharon 1.388.000 y 1.003.000 toneladas, respectivamente, en 2012.

A nivel mundial la situación es similar. Ese mismo año en todo el mundo se desecharon 48.894.000 toneladas de RAEE, lo que representa un promedio de 7 kg por habitante.

Según estimaciones de Greenpeace Argentina el 50 % de los residuos están arrumbados en oficinas, hogares, entes públicos o depósitos, el 40 % se entierra o descarta en basurales y rellenos, y solo el 10% ingresa en esquemas de gestión de residuos. Estos números son preocupantes teniendo en cuenta que muchos de estos productos se pueden reutilizar, restaurar o reciclar, y que contienen metales valiosos.

[pullquote position=”right” hidden=”true”]Argentina desperdició 14.981.680 dólares en 2011 en oro, plata y cobre descartados en teléfonos celulares.[/pullquote]Los aparatos electrónicos más utilizados, los teléfonos celulares y las computadoras, son los que tienen la tasa de recuperación más alta: más del 90% de sus partes pueden ser recicladas.

Greenpeace señala que en los 10 millones de teléfonos celulares descartados en Argentina en 2011 se desperdiciaron 228 kg de oro (12.462.480 dólares); 1.750 kg de plata (1.855.000 dólares) y 81.000 kg de cobre (664.200 dólares), acumulando un total de 14.981.680 dólares.

Si bien desde hace unos años distintas organizaciones están luchando por la sanción de una ley nacional para la gestión de la basura electrónica, aún Argentina no cuenta con legislación al respecto. En 2012 la Ley de Basura Electrónica perdió estado parlamentario. En este marco, mientras continúa la lucha por el tratamiento oficial de este tema tan importante para el cuidado del ambiente, son los ciudadanos nucleados en organizaciones los que piensan y desarrollan alternativas para hacer frente a la problemática.

La Fundación Equidad es una ONG que desde 2001 recibe computadoras en desuso de empresas, particulares y organismos del Estado, las reacondicionan y luego las donan a organizaciones, comedores, escuelas y unidades penitenciarias que las precisan para concretar sus proyectos. A través de este proceso, colaboran en la reducción de la brecha digital en Argentina, transformando un pasivo ambiental en un activo social.

Hay distintas maneras de colaborar con la Fundación: acercando las donaciones al taller ubicado en la calle Piedras 1384 de la Ciudad de Buenos Aires, o enviando un mail a conectandosonrisas@buenosaires.gob.ar para que retiren las donaciones en tu domicilio.

Qué Reciclo es una iniciativa de un grupo de recuperadores de informática y electrónica que desde 2001 retiran los productos en desuso a domicilio, los reparan y los venden a bajo costo.

Para solicitar que pasen por tu domicilio se puede llamar al (011) 5263-1527 o al (011) 15-6759-4108 o escribir a través de su página web (www.quereciclo.com.ar).

Para conocer más puntos de reciclaje de productos electrónicos y otros materiales, ingresar a Dónde Reciclo.

Foto: Greenpeace.